top of page
  • Foto del escritorJulieta Roco

Metodología para evaluar la fototoxicidad in vitro

Les presentamos la prueba de fototoxicidad con un enfoque alternativo al ensayo en animales. Les contamos cómo se realiza la prueba en el LMA, que en poco tiempo estará disponible para los sectores productivos que necesitan esta evaluación de riesgo toxicológico.


La exposición a la luz solar es imprescindible para tener una buena salud física y emocional. Sin embargo, también puede causar efectos nocivos sobre la piel al combinarse con sustancias ingresadas al organismo en forma de medicamentos o cosméticos. Por eso es esencial garantizar la fotoseguridad de productos que tienen un uso esperado al sol o al aire libre o bien en caso de que algunos de sus componentes tengan una estructura química que se espera absorba radiación UV.


En este sentido, existe un fenómeno conocido como fototoxicidad, y se define como una respuesta tóxica inducida por la exposición de un individuo a la luz solar luego de incorporar una sustancia al organismo ya sea a través de la administración sistémica de un medicamento o la aplicación cutánea tópica de un cosmético, causando daño celular en la piel. La reacción puede ocurrir inmediatamente o tardíamente con respecto a la exposición y el daño causado puede persistir por largo tiempo. Entre las sustancias conocidas que causan fototoxicidad se encuentran algunos antiinflamatorios no esteroides (AINE), algunos antipsicóticos y la amiodarona.


¿Cómo se realiza la prueba en el Laboratorio de Métodos Alternativos (LMA)?

Este ensayo in vitro se realiza conforme a la guía de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD, N°432) en una línea celular de fibroblastos (precisamente, células Balb/c 3T3) y permite identificar el potencial fototóxico de una sustancia. Si querés conocer por qué nos basamos en las guías de la OCDE para evaluar toxicidades, hacé click aquí


La fototoxicidad se evalúa luego de comparar los datos obtenidos de la reducción en la viabilidad de las células expuestas a la sustancia de prueba en presencia de luz solar contra la viabilidad de las células expuestas a la sustancia de prueba pero en ausencia de luz solar. Como todo ensayo de evaluación de riesgos debe tener un control positivo, esta prueba incluye a la clorpromazina, un medicamento usado para el tratamiento de desórdenes psiquiátricos y reconocido por su potencial fototóxico.


La fuente de luz que se usa en la prueba de fototoxicidad para simular la radiación solar es extremadamente importante ya que las longitudes de onda absorbidas por la sustancia química de ensayo (espectro de absorción) y la dosis de luz (alcanzable en un tiempo de exposición determinado) deben ser medidas con precisión, empleando un radiómetro calibrado y controlado periódicamente. La irradiación debe ser suficiente para que el potencial compuesto fototóxico absorba la energía que lo llevará a inducir la fototoxicidad, pero controlada para no inducir muerte celular por sí misma. Específicamente la porción del espectro de la luz solar capaz de inducir fototoxicidad a través de un compuesto químico es la UVA. En el LMA usamos un simulador solar que emite luz natural en todo su espectro, pero empleamos un filtro que previene la irradiación UVB, la cual es tóxica per sé generando daños en el ADN.


Entre el alcance de esta prueba de toxicidad podemos mencionar que se extiende a toda aquella sustancia o formulado sin color, capaz de solubilizarse en medio de cultivo o vehículo adecuado. Productos coloreados o insolubles, no se pueden evaluar por esta técnica.


Exigencias regulatorias en Argentina y el mundo: Industrias que requieren probar la fototoxicidad de sus productos

La vigente disposición 1108/99 de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) establece los lineamientos técnicos que deben cumplir los fabricantes de Productos de Higiene Personal, Cosméticos y Perfumes para la admisión de nuevos productos, y menciona como requerimiento la evaluación de la fototoxicidad para protectores solares, autobronceantes, aceleradores del bronceado y colonias para bebés y niños.


Para evaluar el potencial de fototóxico de una sustancia química, se han introducido varios métodos de ensayo in vivo que emplean cobayas, ratones o ratas pigmentadas. Pero el mundo está yendo hacia una prohibición en el uso de animales para testear cosméticos. En la Unión Europea desde el año 2013 está prohibida la comercialización de cosméticos testeados en animales (tanto el producto final como sus ingredientes). Por esto, el LMA está incorporando nuevas metodologías alternativas para evaluar el riesgo de una sustancia con potencial fototóxico, y garantizar que el productor argentino cuente con las pruebas de seguridad exigidas por mercados comprometidos con el bienestar animal.



Bibliografía

- OECD. Test Guideline 432: In Vitro 3T3 NRU Phototoxicity Test. OECD Guidel. Test. Chem. 1–15 (2019).




28 visualizaciones0 comentarios
bottom of page