top of page
  • Foto del escritorM. Benedetti y M.L. Gutierrez

Avances en bienestar animal: Chile prohíbe la experimentación cosmética en animales

En un hito significativo para la protección de los derechos de los animales, Chile ha promulgado una nueva ley que prohíbe la experimentación cosmética en animales. La iniciativa fue aprobada por unanimidad en sesión del Senado convirtiéndose en el cuarto país en América Latina en legislar en esta materia.


En un hito significativo para la protección de los derechos de los animales, Chile ha promulgado una nueva ley que prohíbe la experimentación cosmética en animales. Esta medida, que refleja un cambio positivo en la conciencia social y el compromiso con el bienestar animal, marca un importante avance en la legislación chilena.

 

Con fecha 26 de enero de 2024, fue publicada en el Diario Oficial la Ley N° 21.646, que modifica el Código Sanitario y establece que se “Prohíbe la experimentación en animales en la elaboración de productos cosméticos y la venta, comercialización, importación e introducción en el mercado nacional de dichos productos cuando los mismos han sido testeados en animales”. Se estableció que la disposición comenzará a regir doce meses después de publicada en el Diario Oficial, por lo que en el próximo año Chile se sumará a la lista de los 44 países que prohibieron el testeo animal en la industria cosmética.

 

La propuesta fue respaldada de manera unánime con 27 votos a favor, 0 en contra y 1 abstención, y ahora será remitida a la Cámara de Diputadas y Diputados para informar al Ejecutivo sobre la aprobación del Congreso. Esta iniciativa, liderada por la ONG Te Protejo y Humane Society International, contó con el respaldo tanto de la industria cosmética nacional como de las autoridades sanitarias. Además, obtuvo un amplio respaldo de otras organizaciones y la sociedad civil, sumando más de 300 mil firmas en apoyo al proyecto.

 

El texto de la ley expresa que “Se prohíbe, a su vez, el uso de animales para la realización de pruebas de seguridad y eficacia de productos cosméticos, de higiene y odorización personal, y de todos y cada uno de sus ingredientes, combinación de ingredientes o formulaciones finales.” También establece que “Con el fin de garantizar la protección de la salud humana, los fabricantes deberán utilizar métodos alternativos de pruebas que no involucren animales.”   A su vez, prohíbe el ingreso y la venta de productos cosméticos que hayan sido probados en animales para demostrar su seguridad en humanos.

 

Los argumentos en los que se basó el proyecto de ley es que, en la actualidad, existe una gran cantidad de ensayos para comprobar la seguridad de los productos cosméticos sin el uso de animales. Y que, de acuerdo a diversos estudios presentados ante la Comisión de Salud, las pruebas en animales tienen una efectividad de un 40 a un 60%, mientras los nuevos métodos tienen una efectividad de un 80% a un 100%. Frente a estos antecedentes, la idea es que las industrias se vean en la obligación de buscar otras alternativas, tal como ocurre a nivel mundial. Cabe señalar que hay alrededor de 50 métodos alternativos aprobados por la OCDE que la industria cosmética puede utilizar.  


La industria cosmética ha desarrollado durante décadas experimentos en animales con la justificación de garantizar la seguridad de nuevos ingredientes y productos. Muchos de estos ensayos implican sufrimiento animal. Dado que el tipo de producto no posee un efecto terapéutico, como es el caso de los fármacos, sino que su uso persigue un fin estético, el empleo de animales de experimentación ha sido cada vez más cuestionado. Por otro lado, con el avance de tecnologías in vitro como la ingeniería de tejidos, los cultivos celulares y las herramientas de biología celular y molecular, se ha mejorado sustancialmente la capacidad de predicción en comparación con los modelos animales.


La aprobación de la nueva ley en Chile es motivo de celebración para el Laboratorio de Métodos Alternativos (LMA), todo hace pensar que, en el corto o mediano plazo, nuestro país debería acompañar este cambio. Anticipándose a esta transformación, desde el año 2016, el LMA ha brindado apoyo a diversos sectores de la industria, comprometiéndose con el principio de las 3Rs. En calidad de pioneros en el país, nos dedicamos exclusivamente al reemplazo de animales en ensayos de seguridad requeridos previo al registro de productos de uso humano. La perspectiva de que nuestro país también legisle en esta materia en el corto o mediano plazo refuerza la importancia de nuestra misión en la promoción de métodos éticos y efectivos en la investigación.

 

Fuentes: 

 

7 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page